8 mar. 2013

¿Por qué leo?

En estas primeras semanas de nueva etapa dentro del blog, he ido mostrando algunas de las iniciativas que iremos desarrollando semana a semana, y habrá más que se irán implementando. Y hoy le ha tocado a una idea que me lleva rondando la cabeza, y que creo es una de los objetivos principales de cualquier blog que ande por la Red. Y no es otra que debatir, reflexionar o simplemente, dejar ideas en el camino que sirvan para dar mi enfoque (o el de otras personas que irán pasando por aquí) a distintas realidades del mundo literario.

En esta primera "minireflexión", y a modo de carta de presentación, quería dar respuesta a una pregunta que me suelen hacer en muchas ocasiones cuando conocen mi gusto por la lectura (excesivo en muchos casos), que no es otra que "¿Por qué lees?".

Para mí leer un libro es casi como respirar. Todos, en nuestro día a día, dedicamos determinado tiempo a desayunar, trabajar, ir a un recado, sentarnos delante de la televisión, etc. Bueno, una hora al día, como mínimo, me siento con un libro, aislado de cualquier posible distracción, y leo. Suele ser a horas nocturnas, cuando mi mujer y mis hijas ya están durmiendo, y solo hay silencio en mi cabeza. ¿Qué ocurre entonces? Porque con una hora diaria, no es posible llegar a leer 200 libros anuales. Claro, la cosa es que leo bastante rápido (de 60 / 70 páginas en adelante a la hora), y el principal problema, que leo más de esa hora que he dicho al principio. No me importa dormir solo tres horas (mi frase de "Ya descansaré cuando esté muerto"), si una novela me ha atrapado entre sus páginas, busco minutos a lo largo del día para leer aunque sean veinte páginas. Lo he dicho antes, leer es como respirar para mí, y de momento, no me olvido de respirar, por la cuenta que me trae.

Hay gente que colecciona sellos, chapas, cromos, juega a juegos en consolas, ve la televisión emitan lo que emitan, pues yo, si así lo puedo definir, daría en llamarme un "coleccionista de lecturas". Me lo paso en grande buscando libros raros, mirando de leer esas novelas que apenas nadie conoce, la alegría que uno siente cuando termina una novela que le encanta y que luego recomienda y ese amigo te dice que le ha fascinado, etc. Eso es lo que me lleva a leer.

Desde mi más tierna infancia, me di cuenta que abriendo un libro, sin moverme de la silla, podía viajar en el tiempo, ir hacia adelante en el futuro y hacia atrás a épocas pasadas, que podía estar en el mar de Malasia luchando al lado de un Tigre, como viajando a lo largo del Salvaje Oeste. Y todo, en la palma de mi mano. ¿Quién puede pedir más? Ni máquinas del tiempo (perdona, querido amigo Wells), ni teletransportación. 

Eso sí, ni tanto ni tan poco. Basta con que un ratillo a la semana, os apetezca sentaros a leer un libro sobre el tema que más os llame la atención, sobre esto o aquello, pero lo que importa es que leáis, y ya veréis como poco a poco os anima y leéis un poquito más, y otro poquito más. Sé de lo que hablo, preguntadle a mi mujer.

16 comentarios:

  1. "Claro, la cosa es que leo bastante rápido (de 60 / 70 páginas en adelante a la hora)"

    LA VIRGEN!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo leo porque con cada libro soy capaz de imaginar, soñar y transportarme a otros mundos, a otras épocas. Porque la lectura te sumerge en mil aventuras y te enseña, siempre, algo ya sea para bien o para mal. Porque además un libro es un buen complemento y un buen compañero de viaje, y cada libro es un recuerdo, una frase, un personaje. No hay nada más agradable que coger un libro entre las manos, sea nuevo o tenga las tapas ajadas y viejas, eso no importa, abrirlo y aspirar suavemente ese aroma a hojas y tinta, sentarte o tuimbarte tranquilamente, y dejar que se detenga el tiempo. Lástima que no hay tiempo a veces para leer todo lo que uno quiere. Genial entrada Fer!

    (las horas del mar)

    ResponderEliminar
  3. Un lector puede tener varias razones por las que dedica una o varias horas al día para leer. Unos como evasión, otros lo necesitan como el respirar, igual que tú. Hace tiempo un amigo me hizo esa misma pregunta y sin pensar respondí: Porque me gusta que me cuenten historias. Le encantó esa respuesta, claro que él es escritor...

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo NPI de mi velocidad lectora. Este finde cronometraré las "sentadas" del sábado y el domingo, solo por curiosidad.

    Sí, está claro: más rápido o más despacio, más horas o menos horas, el que tiene el vicio metido en el cuerpo rebaña tiempo de donde haga falta.

    ResponderEliminar
  5. Aunque me considere una persona que me gusta leer y que intento encajar la lectura entre todos los otros ocios que me gustan, dentro del mundo de la lectura creo que soy de las que leo menos, porque tenéis una media de libros al año que saca el hipo...XD

    Como bien dices los libros nos ayudan a viajar, leo porque puedo hacerme mi propia película dentro de la cabeza, imaginarme que soy la protagonista o la antagonista, o a veces, un simple ente que ve todas las acciones des de fuera... en un momento dejas de ser tu para convertirte en alguien diferente, para aprender de sus errores y coleccionar aventuras y experiencias como si fueran las tuyas propias.

    Siempre he creído que los lectores vivimos varias vidas, las nuestras y las de los libros que leemos.

    ResponderEliminar
  6. Supongo que leer es una manera de mandar a la mente de vacaciones, aprender y recordar sentimientos que tal vez estén enterrados bajo la rutina del día a día. Me ha gustado mucho la entrada.

    ResponderEliminar
  7. Leer agranda la vida.

    Y si lo descubres de niño, no suele haber vuelta atrás.

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante esta entrada. Eres un gran lector. Ahora me pregunto por que escriben algunos autores...

    ResponderEliminar
  9. Meterte en la cama con el otro/la otra al lado ya dormidos y nuestro libro!! En mi caso es un clásico y mi chico ya sabe que cuando la lucecita se enciende, ahí arrebujados bajo las sábanas, mientras él sueña con los ojos cerrados, a mi todavía me queda un rato más de soñar en plena vigilia... Jehehe!
    No me extraña que te cunda tanto con esa velocidad lectora, qué suerte!! A veces me agobia pensar que no existe tiempo material para leer todo lo bueno que hay escrito... Tú me sacas ventaja, jajaja!!

    Un saludo, Fer!

    ResponderEliminar
  10. No sé cómo controlas las páginas que lees, yo no tengo ni idea y ahora que leo mucho en electrónico menos, porque se mueve en porcentajes. Solo sé que leo menos de lo que me gustaría, y que muy rápida no soy. Pero necesito leer, me gusta leer casi tanto como escribir, y busco ratos donde sea. Pero te envidio ¡200 libros! y además por lo que parece en general disfrutándolos. ¡Yo quiero!

    ResponderEliminar
  11. Pasamos las páginas por los ojos con la esperanza de que algo bueno se vaya filtrando. Un buen post. Saludos

    ResponderEliminar
  12. Hay una frase muy buena en el quinto libro de la saga de Juego de Tronos (Danza de dragones), que dice algo así como:

    "Aquel que no lee vive sólo una vida; sin embargo, quien lee, vive cien vidas"

    Esa es la razón por la cual leo.

    ResponderEliminar
  13. La buena costumbre de la lectura deberíamos inculcarla a los niños, es una manera de contribuir a que dejen de ver tanta televisión o dediquen sus horas a los adictivos juegos virtuales, la mayoría cargados de agresividad. Te felicito por tu amor a la lectura. Yo leo rápido, pero no te llego ni a los talones!

    ResponderEliminar
  14. Leer no sólamente es evadirnos, también es vivir sueños en las vidas de otros. Incluso esas vidas mientras dura ese pasar de hojas en su lectura. Vidas y sueños que dejan el poso que, sin darnos cuenta, van conformando, siempre,la nuestra. Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  15. La respuesta ha quienes nos preguntan ¿Por qué lees? es, ¿Y tú por qué no lees?

    Me ha gustado tu post.

    Un saludo,

    Amaia

    ResponderEliminar
  16. Leo porque en casa de mis padres, la librería estaba tan repleta de libros, que no dejaban sitio a la televisión... y Julio Verne venció.

    ResponderEliminar